Teoría de sistemas y "pensamiento complejo"

Teoría de sistemas y "pensamiento complejo"

Introduccin a la filosofa poltica Jorge Riechmann Shakespeare, nuestro candidato Si tuviramos que pensar en el escritor ms omniabarcante, ms proteico, ms universalmente humano --probablemente William Shakespeare sera nuestro candidato. Nadie fue tantos hombres como aquel hombre, que a semejanza del egipcio Proteo pudo agotar todas las apariencias del ser, escribi Jorge Luis Borges sobre el dramaturgo isabelino (en Everything and nothing). 12/02/20

filosofa poltica 2 Indag en todas las dimensiones de lo humano As que Shakespeare indag en todas las dimensiones de lo humano Sus ojos, sus orejas, su imaginacin estaban siempre alerta. Absorba todo, la vida de la calle, los conflictos religiosos y polticos, lo que se haba escrito haca varios siglos y lo que se estaba escribiendo en una taberna cercana. Como seal Brook, sus obras se dirigan al pblico que buscaba entretenimiento, a los que anhelaban los alcoholes fieros de la emocin o la poesa, a los interesados en la psicologa, la realidad social, la metafsica. En sus obras est todo eso al mismo tiempo. Entenda a los hombres y

a las mujeres, a los jvenes y a los viejos, a los reyes y a los mendigos. Entenda el amor y el odio en todas sus manifestaciones, bajo todas sus mscaras. Su panoplia de retratos cubre cualquier sentimiento humano. Y la naturaleza en todo su esplendor, las flores ms humildes, huesos vueltos coral, grandes cataclismos. Marcos Ordez, Notas para un ADN, El Pas, 16 de abril de 2014. La filosofa poltica se ocupa de los fenmenos de poder Shakespeare escribi sobre todos los temas, pero cul fue EL tema del bardo de Stratford-upon-Avon? No dudaramos en responder: el poder. La dominacin de unos seres humanos sobre otros, el alcance de las capacidades humanas, las desigualdades, los complejos resortes de interaccin que se derivan de todo ello: el poder. Un fenmeno humano bsico. De ese fenmeno bsico se ocupa la filosofa poltica,

podemos decir como primera aproximacin. (Que requiere luego matiz.) Por dnde empezar? Deca el socilogo Barrington Moore que la desigualdad ha sido un hecho universal en las sociedades humanas dotadas de escritura. Vaya Y antes? Sabemos que nuestra especie --Homo sapiens sapiens existe desde hace ms de 150.000 aos. Hasta hace 5.000 aos aproximadamente, vivimos primero en grupos de cazadores-recolectores, y luego en aldeas de agricultores y pastores, sin apenas desigualdades sociales. (Slo algo de divisin sexual del trabajo; nada comparable al patriarcado que vendra despus.) Lo podemos llamar comunismo primitivo, o de otra manera si se prefiere.

12/02/20 filosofa poltica 5 Cinco mil aos de dominacin y desigualdad Luego, hace aproximadamente cinco mil aos, aparece el fenmeno de la desigualdad: se desarrollan el patriarcado, las ciudades, las estructuras estatales, los ejrcitos permanentes, las elites que se apoderan de los excedentes que producen los de abajo Y la escritura, tambin. (Walter Benjamin: no hay un acto de cultura que no sea a la vez un acto de barbarie.) Hay aqu un debate interesante que no tengo tiempo ahora tiempo de

abordar: civilizacin (como trmino negativo) vs. lo salvaje (wild). Cf. el anarcoprimitivismo de John Zerzan, as como el manifiesto postecologista annimo Desierto (Melusina 2017). y de luchas contra la desigualdad y la dominacin Desde hace cinco mil aos vivimos en sociedades patriacales y clasistas, o de forma ms general: en sociedades marcadas por fenmenos de desigualdad y dominacin con muchas dimensiones, algunas de ellas muy sutiles. Al mismo tiempo, en esos cinco milenios, se han desarrollado mltiples formas de resistencia y lucha contra las desigualdades y la dominacin. Pero adems hoy, en segundo lugar, vivimos en sociedades autodestructivas: el capitalismo fosilista neoliberal patriarcal financiarizado est destruyendo con rapidez las

condiciones para una vida humana decente en el planeta Tierra. 12/02/20 filosofa poltica 7 La dinmica esencial del capitalismo, desde hace cinco siglos es la acumulacin de capital, sobre la base de la propiedad privada de los medios de produccin, y a travs de la mercantilizacin generalizada. Eso, hoy, nos conduce hacia un desastre social y ecolgico de proporciones planetarias: perspectivas de colapso ecolgico-social.

Boaventura de Sousa Santos sobre dominacin y opresin: La dominacin social, poltica y cultural siempre es el resultado de una distribucin desigual del poder en cuyos trminos quien no tiene poder o tiene menos poder ve sus expectativas de vida limitadas o destruidas por quien tiene ms poder. Esta limitacin o destruccin se manifiesta de diferentes maneras: desde la discriminacin hasta la exclusin, desde la marginacin hasta la liquidacin fsica, psquica o cultural, desde la demonizacin hasta la invisibilizacin. Todas estas formas pueden reducirse a una sola: la opresin. 12/02/20 filosofa poltica

9 Capitalismo, colonialismo y patriarcado Cuanto ms desigual es la distribucin del poder, mayor es la opresin. Las sociedades con formas duraderas de poder desigual son sociedades divididas entre opresores y oprimidos. La contradiccin entre estas dos categoras no es lgica, sino ms bien dialctica, ya que ambas forman parte de la misma unidad contradictoria. Los factores que estn en la base de la dominacin varan de poca a poca. En la poca moderna, digamos, desde el siglo XVI, los tres factores principales han sido: el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado. Boaventura de Sousa Santos, Contra la dominacin, en su blog Espejos extraos, Pblico, 13 de agosto de 2017; http://blogs.publico.es/espejos-extranos/2017/08/13/contra-la-dominacion/ 12/02/20

filosofa poltica 10 La recomendacin de Susan George Me interesa quin manda. A los jvenes siempre les digo: estudiad a los ricos y a los poderosos. Los pobres no necesitan que investigadores como nosotros les digan qu va mal. Ya lo saben. Susan George entrevistada en El Pas, 26 de mayo de 2010. 12/02/20

filosofa poltica 11 As que uno dira que Dominacin/ opresin (que se manifiesta en todas clases de injusticias) y destructividad socioecolgica, asociadas con un capitalismo ya de mbito planetario, son las dos cuestiones mayores para la filosofa poltica del siglo XXI. Deberan guiarnos en nuestra relectura de los grandes pensadores y filsofas del pasado 12/02/20 filosofa poltica

12 Una frmula sobre la que vale la pena reflexionar Deca el filsofo greco-francs Cornelius Castoriadis que el objetivo central de la vida social (en nuestra sociedad productivista/ extractivista/ consumista) es la expansin ilimitada del (pseudo)dominio (pseudo)racional. 12/02/20 filosofa poltica 13

El ser humano, zoon politikn El ser humano es un animal sociopoltico: La ciudad es una de las cosas naturales, y el hombre es por naturaleza un animal social [zoon politikn], y el insocial por naturaleza y no por azar es o mal hombre o ms que hombre. Aristteles, Poltica 1253a; cf. tambin 1278b. La poltica impregna de cabo a rabo la vida social. Por eso la filosofa poltica no es un lujo, sino una necesidad. 12/02/20 filosofa poltica 14

No hay ser humano extrasocial Castoriadis: No hay ser humano extrasocial; no existe ni la realidad ni la ficcin coherente de un individuo humano como sustancia asocial, extrasocial o presocial. No podemos concebir un individuo sin lenguaje, por ejemplo, y no existe lenguaje ms que como creacin e institucin social. Esta creacin y esta institucin no pueden ser vistas, a menos de caer en el ridculo, como resultado de una cooperacin consciente de individuos, ni tampoco de una suma de redes intersubjetivas: para que haya intersubjetividad es necesario que haya sujetos humanos y la posibilidad de que se comuniquen. 12/02/20 filosofa poltica

15 La ficcin incoherente de un individuo-sustancia (...) La misma consideracin puede aplicarse a mil aspectos diversos de eso que se llama individuo. La filosofa poltica contempornea --como tambin el ncleo de lo que pasa por ser ciencia econmica-- est fundada sobre esta ficcin incoherente de un individuo-sustancia, bien definido en sus determinaciones esenciales, fuera o frente a toda sociedad: sobre este absurdo se apoyan necesariamente la idea de la democracia como simple procedimiento y el pseudo-individualismo contemporneo. Pero fuera de la sociedad el ser humano no es ni bestia ni Dios (Aristteles), pues simplemente no es, no puede existir, ni fsicamente ni, sobre todo, psquicamente. Cornelius Castoriadis, La democracia como procedimiento y como rgimen, Iniciativa Socialista n 38, febrero 1996. Puede consultarse en http://www.globalizacion.org:80/biblioteca/CastoriadisDemocracia.htm

12/02/20 filosofa poltica 16 El ncleo moral de la disciplina La accin poltica (praxis en griego) jams se realiza en un vaco conceptual ni moral. Los actores o agentes polticos deliberan, valoran, usan criterios, invocan ideales, disean planes... Puesto que inevitablemente acabar cambiando las vidas de algunas personas, la poltica siempre tiene un componente moral, aunque de ordinario sea tcito o, incluso, haya sido ocultado cuidadosamente. (...) El ncleo de la disciplina es, o debera ser, la moral: el arte

de ayudar a otros a disfrutar de la vida. Mario Bunge, Filosofa poltica, Gedisa, Barcelona 2009, p. 26-27. 12/02/20 filosofa poltica 17 Cratologa (de la voz griega kratos) Lo cierto es que la Cratologa, la ciencia del poder, ha logrado ya un corpus de conocimientos para explicar de manera cientfica las decisiones de los polticos, que no responden tanto a la cantidad de testosterona de cada uno como a los intereses de los grupos en los que se organizan, sin incluir consideraciones ticas, solo el sutil juego de beneficios y perjuicios de cada grupo, en el cual el margen de actuacin individual est mucho ms limitado de lo que

parece y en los que el inters nacional es solo una figura retrica. Agustn Daz Robledo, La ciencia del poder, El Pas, 20 de abril de 2016; http://elpais.com/elpais/2016/04/14/opinion/1460658820_738233.html 12/02/20 filosofa poltica 18 Goya: Duelo a garrotazos (hacia 1820) La teora poltica puede ser algo ms que mera kratologa? En cualquier caso, la filosofa poltica est obligada a serlo. 12/02/20

filosofa poltica 19 La filosofa poltica, disciplina normativa La filosofa poltica es una disciplina normativa, prescriptiva (mientras que la politologa --o ciencia poltica-- es descriptiva y explicativa). La filosofa poltica examina la poltica de forma crtica, la juzga, sugiere reformas modestas o cambios radicales. 12/02/20 filosofa poltica

20 Excurso: el ser y el deber ser Situmonos en el mbito de la praxis humana. Podemos partir del mundo del ser, los vnculos sociales y las relaciones de poder realmente existentes. Arrancar desde la realidad de la convivencia humana [email protected] juzgarn que con ms sombras que luces. O del mundo del deber ser: los ideales, aspiraciones y valores que deberan ser realizados. (El Ideal, escribiran con mayscula [email protected] [email protected] anarquistas.) 12/02/20 filosofa poltica 21

En ningn caso uno de esos dos mundos debe ignorar al otro. En el plano del ser, partimos de lo que hay, mas intentamos transformarlo para acercarnos aunque sea mnimamente- a estados menos deficientes del ser. En el plano del deber ser, hemos de tener en cuenta las circunstancias concretas (econmicas, sociales, culturales, ecolgicas) de esa realidad que querramos de alguna manera- llevar a lo mejor de s misma. 12/02/20 filosofa poltica 22 En el Siglo de la Gran Prueba

Ahora bien: de dnde partir? Arrancamos del plano ntico y fctico, o del normativo y axiolgico? Muy a ras de tierra o volando libres por el cielo de las ideas? Reparemos que estamos en el segundo decenio del siglo XXI, y lo que se dibuja en el mundo del ser es un colapso civilizatorio (basta pensar en nuestras perspectivas de descenso energtico, cambio climtico y hecatombe de biodiversidad). 12/02/20 filosofa poltica 23 Una humanidad libre y justa en una Tierra habitable

Ante tan tremenda tesitura, si est en juego incluso la mera supervivencia humana, no habr que preferir el mundo del deber ser como punto de partida por improbable que resulte la apuesta? Nuestro postulado sera: que pueda seguir adelante la aventura humana. Que llegue a haber una humanidad libre y justa en una Tierra habitable (lema de la revista mientras tanto que fundaron Manuel Sacristn y Giulia Adinolfi). 12/02/20 filosofa poltica 24 12/02/20

filosofa poltica 25 Tras el excurso: la democracia como tarea La nocin descriptiva bsica en poltica es poder. La nocin normativa bsica en poltica es democracia esa democracia de la que Walt Whitman deca que es una gran palabra cuya historia sigue sin escribirse, porque esa historia todava tiene que ser llevada a la prctica Whitman, Perpectivas democrticas y otros escritos, Capitn Swing, Madrid 2013, p. 94. Habr quien seale que la nocin normativa bsica, desde la perspectiva de superar la dominacin y la destructividad ecolgica, debera ser anarqua.

Retengamos la sugerencia. La filosofa poltica en virtud de su naturaleza normativa, se halla estrechamente vinculada con la tica: son como dos vertientes de una misma actividad, la filosofa prctica... En virtud de su respeto por la realidad, ha de estar muy atenta a los resultados de la politologa y otras ciencias relevantes: la sociologa, la economa, la psicologa, la ecologa y dems ciencias ambientales... 12/02/20 filosofa poltica 27

Qu debo hacer, cuestin esencialmente poltica Castoriadis tambin subraya la continuidad entre tica y poltica. Nos preguntamos qu debo hacer? cuando los detallados cdigos de conducta de las sociedades cerradas ya no bastan. La pregunta: qu debo hacer? se torna poco menos que insignificante, si deja fuera de s misma el qu debo hacer en relacin con las condiciones y normas del obrar, y por tanto en relacin con las instituciones. () Qu debo hacer es una cuestin esencialmente poltica. Cornelius Castoriadis, El ascenso de la insignificancia, Ctedra, Madrid 1998, p. 120. Vida examinada Siguiendo la indicacin de Scrates, se trata de

examinar los fines de la vida humana. Unidad de la filosofa moral y la filosofa poltica (filosofa prctica). I. Berlin: En esencia, la filosofa poltica es filosofa moral aplicada a situaciones sociales, cosa que por supuesto incluye la organizacin poltica, las relaciones del individuo con la comunidad, el Estado y las relaciones de comunidades y Estados entre s. La gente dice que la filosofa poltica trata del poder. No estoy de acuerdo: sa es una cuestin puramente emprica, determinada por la observacin, el anlisis histrico y la indagacin sociolgica. 12/02/20 filosofa poltica 29

Seguimos con Isaiah Berlin La filosofa poltica es un examen de los fines de la vida, de los propsitos humanos sociales y colectivos. (...) Como toda indagacin filosfica, busca clarificar las palabras y los conceptos que enmarcan estos puntos de vista, de modo que las personas puedan llegar a entender qu creen y qu expresan sus acciones. Isaiah Berlin en Ramin Jahanbegloo, Conversaciones con Isaiah Berlin, Arcadia, Barcelona 2009, p. 87. Cf. tambin p. 101. 12/02/20 filosofa poltica 30

Excurso: vale la pena aprovechar para echar una ojeada a la f poltica de Berlin Pluralidad de fines en conflicto (ante los cuales las personas tienen libertad de eleccin). Los valores y metas humanas son mltiples, no pueden reducirse a un denominador comn, y a veces chocan de forma trgica. La vida puede verse a travs de muchas ventanas, ninguna de ellas necesariamente traslcida u opaca, ni ms ni menos distorsionadora que cualquiera de las otras (Isaiah Berlin). 12/02/20 filosofa poltica 31

Cada uno es cada uno... En ninguna comunidad humana cabe esperar un consenso fcil sobre cmo se entiende la vida buena. La pluralidad humana: cada uno es cada uno y tiene sus cauns (importante principio transmitido por una vieja dama andaluza a Rafael Hernndez del guila, profesor de la Universidad de Granada). 12/02/20 filosofa poltica 32 Contra el monismo

Para Berlin, la bsqueda de un ideal nico y exclusivo es falaz y peligrosa. Est en contra del monismo. Como cuestin de principio, porque niega que no todo lo bueno puede lograrse a la vez: que incluso las mejores formas de vida individual y social conllevan el sacrificio de algunos valores. Y en la prctica, porque las mayores tropelas polticas se han perpetrado bajo la bandera de un nico gran bien: la va nica para la salvacin, la solucin final, la sociedad sin clases, la defensa de la nacin, la globalizacin y democratizacin del mundo... Cf. Ramin Jahanbegloo, Conversaciones con Isaiah Berlin, Arcadia, Barcelona 2009, p. 16. 12/02/20 filosofa poltica 33

La posibilidad de una solucin final (incluso si olvidamos el sentido terrible que estas palabras adquirieron en los tiempos de Hitler) resulta ser una ilusin; y una ilusin muy peligrosa. Pues si uno cree realmente que es posible una solucin semejante, es seguro que ningn coste sera excesivo para conseguir que se aplicase. Lograr que la humanidad sea justa y feliz y creadora y armnica para siempre, qu precio podra ser demasiado alto co0n tal de conseguirlo? Con tal de hacer esa tortilla, no puede haber, seguro, ningn lmite en el nmero de huevos a romper. Isaiah Berlin, El fuste torcido de la humanidad, Pennsula, Barcelona 1992, p. 33 Hitler, Stalin, Pol Pot, los neocons estadounidenses... 12/02/20 filosofa poltica

34 Otros dos rasgos que subraya Berlin Naturaleza humana inacabada y autocreadora (a partir de decisiones). Pertenencia a un lugar y a un pueblo (a una cultura) como caracterstica humana fundamental. 12/02/20 filosofa poltica 35

La cuestin del poder Concluido el excurso, regresemos a nuestro razonamiento principal. La poltica es tanto el arte de la resolucin de conflictos como la administracin de los bienes comunes, subraya Mario Bunge. Filosofa poltica, Gedisa, Barcelona 2009, p. 259. Supone tanto lucha por el poder (potestas: poder como dominacin) como cooperacin para hacer cosas juntos (potentia: poder como capacidad). Trataremos del poder en una leccin aparte. 12/02/20 filosofa poltica

36 Desigualdades y jerarquas Un fenmeno casi omnipresente en los grupos humanos, desde hace unos cinco mil aos: la existencia de desigualdades y jerarquas. Se refieren tanto al acceso a los bienes, oportunidades o ventajas que se ofrecen en dicho grupo como respecto a la posibilidad de transformar las circunstancias aplicando las capacidades de cada cual. De ah la importancia de la cuestin del poder sobre todo en cuanto dominacin. 12/02/20 filosofa poltica 37

Diferencia como inferioridad, e inferioridad como motivo para la dominacin La dominacin (esa cuestin clave) se ancla en estructuras culturales profundas (por eso enseguida hablaremos de cosmovisiones o paradigmas culturales). Muchas formas de nuestro pensamiento conciben la diferencia como inferioridad, y la inferioridad como motivo para la dominacin. Aqu aparece toda una serie de dualismos jerarquizados: varn/ mujer, cultura/ naturaleza, humano/ animal, blanco/ de color, razn/ emocin 12/02/20 filosofa poltica 38

La lgica de la dominacin La pensadora ecofeminista Karen J. Warren ha analizado en profundidad la lgica de la dominacin. Vase KJW, El poder y la promesa de un feminismo ecolgico, en M Xose Agra (comp.), Ecologa y feminismo, Comares, Granada 1998. Un texto de KJW introductorio al ecofeminismo: https://thereitis.org/warrens-introduction-to-ecofeminism/ Sobre Warren vase Mara Tardn, Ecofeminismo: una reivindicacin de la mujer y la naturaleza, El futuro del pasado 2, 2011. Puede consultarse en https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3697663.pdf 12/02/20

filosofa poltica 39 Palabras mayores Una idea bsica del ecofeminismo, sobre la que no nos podemos extender aqu, es que los distintos sistemas de dominacin estn vinculados a nivel conceptual (y, por tanto, deberan ser combatidos tambin como un todo). Ideal regulativo: un proyecto tico-poltico de emancipacin se propone tratar de superar todas las formas de dominacin. 12/02/20 filosofa poltica

40 El desafo de Trasmaco (hoy diran nuestras derechas: contra el buenismo) Muy lejos de esto Trasmaco y Nietzsche: nada de igualdad, nada de imparcialidad, no todas las personas importan por igual, el fuerte ha de sojuzgar al dbil. Trasmaco en el libro I de la Repblica de Platn: la justicia no es otra cosa sino la ventaja del ms fuerte. Y la dominacin, entonces, no es mala cosa 12/02/20 41 Importancia de las concepciones

del mundo o cosmovisiones Los filsofos polticos creen poder desligar las ideas polticas de una concepcin del mundo. Sin embargo, toda concepcin de la poltica presupone una concepcin del mundo. Por ejemplo, si todo dependiera de las ideas, la accin poltica se reducira a hablar y escribir; si estamos sometidos a la voluntad de Dios, la oracin ser ms eficaz que la accin; si la naturaleza humana es invariable, las reformas sern intiles; y si, en cambio, somos cambiantes, no debemos disear sociedades rgidas, por perfectas que nos parezcan ahora. Mario Bunge, Filosofa poltica, Gedisa, Barcelona 2009, p. 14. 12/02/20 filosofa poltica 42

Por ejemplo: hoy en da... En 2009 Berlusconi reivindicaba su 685% de popularidad y afirmaba chulesco: La mayora de los italianos quiere ser como yo. Y Gianpaolo Tarantini, el empresario de Bari que le organizaba las fiestas y le meta las chicas en la cama, declara al juez: La prostitucin y la cocana son las claves para tener xito en la sociedad. Sus crticos hemos sido como los liberales de los aos veinte, cuando les disgustaba el fascismo slo por razones estticas. Nosotros hemos demonizado la persona y hemos olvidado que el berlusconismo es la filosofa poltica y social preponderante... Niki Vendola entrevistado en El Pas, 31 de agosto de 2009 12/02/20 filosofa poltica

43 El imperativo de racionalidad La discusin racional no es privativa de las ciencias o de la filosofa terica. Es tambin una caracterstica central de la democracia (frente a otras formas de organizacin poltica). En efecto, tanto la contienda poltica (luchas por el poder) como la administracin de lo comn (gobernanza) suponen debates racionales acerca de medios y de fines. 12/02/20 filosofa poltica 44

En caso de duda, del lado de la razn La cuestin que enseguida se plantea es: qu racionalidad? Pues deberamos hablar en plural: racionalidades Se puede, desde luego, fetichizar la razn: no faltan ejemplos en el amplio campo de la Ilustracin europea. Hay formas de racionalismo insensibles a la realidad e inaceptables desde casi cualquier perspectiva humanista. Pero es mucho ms fcil fetichizar formas de irracionalismo. En caso de duda, del lado de la razn -porque es mucho ms improbable, vulnerable y frgil. La advertencia de Spinoza en cuanto a la disposicin del investigador/a Cuando me puse a estudiar la poltica, no me propuse exponer algo nuevo o inaudito, sino demostrar de forma segura e indubitable o deducir

de la misma condicin de la naturaleza humana slo aquellas cosas que estn perfectamente acordes con la prctica. Y, a fin de investigar todo lo relativo a esta ciencia con la misma libertad de espritu con que solemos tratar los temas matemticos Tratar de comprender antes de juzgar me he esmerado en no ridiculizar ni lamentar ni detestar las acciones humanas, sino entenderlas. Y por eso he contemplado los afectos humanos, como son el amor, el odio, la ira, la envidia, la gloria, la misericordia y las dems afecciones del alma, no como vicios de la naturaleza humana, sino como propiedades que le pertenecen como el calor, el fro, la tempestad, el trueno y otras cosas parecidas a la naturaleza del aire.

Baruch Spinoza (o Benito Espinosa), Tratado poltico I, 4. (El nfasis es mo, J.R.) Exactamente lo mismo nos recomienda Marx La exposicin de lo que constituye la libre competencia [o cualquier otro rasgo econmico, o problema poltico-social, podemos aadir nosotros] es la nica respuesta racional al endiosamiento de la misma por los profetas de la middle-class o a su presentacin como demonaca por parte de los socialistas. Karl Marx, Grundrisse Elementos fundamentales para la crtica de la economa poltica (borrador, 1857-1858) (edicin de Jos Arico, Miguel Murmis y Pedro Scaron), Siglo XXI, Mxico DF 1972, vol. 2, p. 169. La poltica lucha por la verdad?

Dice el novelista britnico Martin Amis: La literatura es un juego. La poltica es la batalla por la verdad. Entrevista en El Pas, 28 de septiembre de 2009. El gran clsico del siglo XX sobre esta cuestin: George Orwell. Escribi Aldous Huxley: La civilizacin muere por envenenamiento de la sangre cuando empieza a usar las armas de sus enemigos y responde al crimen con el crimen. Septicemia civilizatoria: no es mal diagnstico. 12/02/20 filosofa poltica 49 Dos formas bsicas de

ordenamiento poltico 1. Democracia (etimolgicamente poder del pueblo). Las normas son creadas por aquellos mismos a quienes van dirigidas: autonoma colectiva. 2. Autocracia (poder de uno mismo). Las normas son creadas por personas distintas a sus destinatarios: heteronoma. Vase Norbert Bilbeny, Filosofa poltica, UOC, Barcelona 2008, p. 57-58. Puede relacionarse con esa opcin bsica entre cooperar y dominar que elucida Ernst Tugendhat, y que he tratado en otros lugares Esta distincin bsica viene de Spinoza (y ms tarde Kelsen) As como hay individuos autnomos y otros que son esclavos, tambin hay multitudes libres y otras sojuzgadas.

Las primeras se guan por la razn y la esperanza en busca de la vida y la paz. Las otras se conducen por apetitos y miedos: de ah que acten a fin de dominar al resto, o simplemente de evitar su propia muerte. Hay, entonces, una sociedad autnoma que vive para s, como el hombre libre vive bajo su propio criterio; y hay una sociedad heternoma que vive como ganado, o del mismo modo que el esclavo sometido a un amo. El ordenamiento poltico de una sociedad autnoma slo puede corresponder a la unin de todos sus individuos; el de una sociedad heternoma depende del derecho de guerra de unos sobre otros. Vase Spinoza, Tratado poltico V, 4-6.

Y ya que hemos hablado de democracia... Democracia: esos sistemas polticos (utpicos?) donde gobierna la gente o el demos, donde la sociedad se autogobierna. Donde las decisiones polticas se toman deliberando y luego votando... La famosa frmula de Abraham Lincoln: el gobierno del pueblo, por el pueblo, y para el pueblo. 12/02/20 filosofa poltica 53 Aunque hay concepciones mucho

menos exigentes Segn la definicin minimalista que propone Jos Ignacio Torreblanca, democracia sera un estado de cosas donde: 1. La gente no se mata entre s. 2. El Gobierno no mata a la gente. y 3. Los ciudadanos pueden echar a los gobernantes sin tener que recurrir a la violencia. Revoluciones sin colores, El Pas, 8 de febrero de 2010 12/02/20 filosofa poltica 54 Democracia, racionalidad y consideracin de intereses

Democracia: una forma de organizacin poltica donde todos los intereses legtimos son tenidos en cuenta en las deliberaciones y en la toma de decisiones. (El escollo en esta definicin est en definir los criterios de legitimidad, ya lo s. Y adems: los intereses legtimos de qu demos? Pensemos en los animales no humanos y las generaciones futuras) Como dice Isabelle Stengers eso que llamamos racionalidad, y tambin eso que llamamos democracia, progresa cada vez que se constituye un colectivo de ciudadanos que hasta entonces se crea incapaces de hacer valer sus propios intereses o que representaban intereses indignos de ser tomados en cuenta. Stengers, La science et le pouvoir, La Dcouverte, Pars 1997. 12/02/20 filosofa poltica

55 Y lo que tenemos hoy, cmo llamarlo? Vivimos en plutocracias neoliberales (que no carecen sin embargo de algunos rasgos democrticos). Tal definicin no debera ser objeto de controversia: basta una somera inspeccin de los sistemas poltico y econmico para corroborarlo. Por ejemplo: en Espaa, el IRPF el impuesto clave en una sociedad democrtica es un asunto de los asalariados: aportamos el 90% de la recaudacin (el doble de lo que correspondera segn las cifras de la Contabilidad Nacional). 12/02/20 filosofa poltica

56 Otro ejemplo Segn datos de CNUCD (Conferencia de NN.UU. para el Comercio y el Desarrollo, UNCTAD por sus siglas en ingls), para salvar el sistema financiero mundial se gast en 2007-2009 aproximadamente el 36% del PIB mundial (48% en el caso de los pases ms ricos). En cambio, los planes de recuperacin los estmulos pblicos a la economa tan slo representaron el 4% del PIB. Es decir: se gast nueve veces ms en rescatar de su agujero a los financieros que nos esclavizan, que en tratar de frenar el desplome de la economa real y del empleo. 12/02/20

filosofa poltica 57 Y un tercer ejemplo 16 de septiembre de 2009: el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de NN.UU. informa que, por primera vez en la historia de la humanidad, hay ms de mil millones de personas hambrientas y desnutridas en este planeta. Al mismo tiempo, a causa de la crisis econmica, los pases siguen recortando su ya insuficiente ayuda humanitaria... Con menos del 1% de lo que los pases ricos han gastado en salvar los sistemas financieros se podra solucionar la hambruna, calcul Josette Sheeran, directora del PMA.

12/02/20 filosofa poltica 58 Recordemos el famoso discurso de Pericles: Ta y como nos lo transmite Tucdides (Historia de la guerra del Peloponeso, II, 35-46): Nuestro gobierno no pretende imitar a nuestros vecinos; somos, muy al contrario, un ejemplo para ellos. Porque si bien es verdad que formamos una democracia, por estar la administracin en manos de muchos y no de unos cuantos, en cambio nuestra ley establece igual justicia para todos. Adems nuestro pueblo reconoce la superioridad del talento, y cuando un ciudadano se distingue de los dems por su carcter, el pueblo lo designa para los cargos pblicos, no por derecho de clase, sino como una recompensa a su mrito. Ni la pobreza es un

impedimento entre nosotros para desempear cargos pblicos; cualquier ciudadano puede servir a la patria, por humilde que sea su nacimiento. 12/02/20 filosofa poltica 59 No hay privilegios en nuestra vida poltica ni en nuestras relaciones privadas; no recelamos unos de otros ni nos ofendemos por lo que haga nuestro vecino, aunque no nos guste. Mientras vivimos as libres en nuestra vida privada, un espritu de mutua reverencia prevalece en nuestros actos pblicos, y el respeto a la autoridad y a las leyes nos impide obrar mal. Tenemos adems en gran estima a los que han sido elegidos para proteger a los dbiles y practicamos la ley moral

que castiga al transgresor con un sentimiento general de reprobacin. 12/02/20 filosofa poltica 60 () Empleamos las riquezas no en alardes de vana ostentacin, sino donde son realmente necesarias. Confesar la pobreza no es una vergenza entre nosotros, sino la abyeccin y la miseria. Un ciudadano de Atenas no abandona los asuntos pblicos para ocuparse solo de su casa, y hasta aquellos de nosotros que tienen grandes negocios estn tambin al corriente de las

cosas del gobierno. 12/02/20 filosofa poltica 61 Miramos al que rehye el ocuparse de poltica, no como una persona indiferente, sino como un ciudadano peligroso; y si hay pocos de nosotros que sean aptos para proponer, todos somos buenos para decidir en los negocios del Estado. Es opinin nuestra que el peligro no est en la discusin, sino en la ignorancia, porque nosotros tenemos como facultad especial la de pensar antes de obrar, y pensar aun en medio de la accin, mientras que otros son valientes en la ignorancia y vacilan en cuanto empiezan a pensar.

12/02/20 filosofa poltica 62 Comenta Luis Acebal El nombre de ese que rehye el ocuparse de las cosas pblicas era en Atenas el de idiots derivado de dios, que es lo propio de uno (vase en la palabra idiosincrasia). En definitiva, el idiots es el que est solo a lo suyo sin que le interese lo de todos los dems. Este, segn el genio militar, poltico y filosfico de Pericles, el que dio su nombre al siglo V a.C., este es el ciudadano peligroso. 12/02/20

filosofa poltica 63 El conjunto de estos idiotas es el enemigo pblico nmero uno. El idiota de Pericles es el que en medio de los dramas y problemas ms acuciantes se acerca al que manda y le susurra al odo: y de lo mo, qu?. Lo suyo es siempre el dinero. Puede tratarse de algo ms, pero siempre tambin el dinero. Por l llegan unos hasta la delincuencia, otros hasta la mediocridad. El dinero de todos estos idiotas decide la marca de sus coches, el tamao y decoracin de sus casas, el club al que pertenecen, el deporte que practican, los libros que leen o no leen, el centro educativo donde buscan compaas para sus hijos e hijas: siempre su lo que sea. Qu hay de lo mo.

12/02/20 filosofa poltica 64 Lo malo que les ocurre es que con tanta gana y deseo de lo mismo, uno se siente en continua zozobra, porque todo se puede perder. Estos peligrosos idiotas olvidados de la colectividad que les rodea viven atemorizados. Miedo al otro, miedo al cambio, miedo al futuro. El miedo paraliza mucho y nuestra sociedad de idiotas es, como tal sociedad, una red dominada por la pasividad. Activo para lo mo, pasivo para todo y todos los dems. No se mueve un dedo ni por la propia madre, por poca lata que d. Hay que mirar a los mercados y ya est. Ya podr ocurrir lo ms terrible, que lo mejor es dejarlo ir y callar. A m que me registren. El miedo enmudece. No hables, no lo vayas estropear todo. Repite lo que digan los que crees que te favorecen. No digas imprudencias, que luego salen en los

dichosos cables de Wikileaks. Qu atrasado parece eso de los cables Anotacin en el blog Periodismo humano, 16 de diciembre de 2010. Puede consultarse en http://ruedasdemolino.periodismohumano.com/2010/12/16/un-pais-de-idiotas-ciudadanos-peligrosos/ 12/02/20 filosofa poltica 65 La verdadera poltica (para Castoriadis) Por qu la nocin de democracia, y el anlisis de la misma, tiene un papel absolutamente central para la filosofa poltica? Cornelius Castoriadis lo ha argumentado muy bien. Recordemos su distincin entre la poltica y lo poltico. La poltica no existe siempre y en cualquier lugar; la verdadera poltica

es la resultante de una creacin histrico-social rara y frgil. Lo que existe en toda sociedad es lo poltico: la dimensin explcita, implcita o quiz casi imperceptible que tiene que ver con el poder, esto es, la instancia o las instancias instituidas, que pueden emitir mandatos con autoridad, y que, al menos, deben incluir siempre, de forma explcita, lo que denominamos un poder judicial y un poder de gobierno. 12/02/20 filosofa poltica 66 Una sociedad sin instituciones explcitas de poder es un absurdo Pueden existir, ha habido y aqu se augura que habr de nuevo, sociedades sin Estado, carentes de un aparato burocrtico jerrquicamente organizado, separado de la sociedad y en

posicin de dominio respecto a sta. El Estado es una creacin histrica fechable y localizable: Mesopotamia, Este y Sudeste asitico, la Centroamrica precolombina. Una sociedad sin tal Estado es posible, concebible, augurable. Pero una sociedad sin instituciones explcitas de poder es un absurdo, en el que cayeron Marx y los anarquistas. Cornelius Castoriadis, La democracia como procedimiento y como rgimen, Iniciativa Socialista n 38, febrero 1996. 12/02/20 filosofa poltica 67 Lo poltico/ la poltica

As, tenemos lo poltico, que se refiere a la dimensin de poder que existe en cualquier sociedad... ...y la verdadera poltica que Castoriadis identifica con la actividad reflexiva (colectiva o individual) explcita que tiene como objeto la institucin dada. Plantea la validez de derecho no de hecho de las instituciones: son justas nuestras leyes? Es buena nuestra constitucin? Cf. Castoriadis, El ascenso de la insignificancia, Ctedra, Madrid 1998, p. 119. 12/02/20 filosofa poltica 68 La poltica en este sentido no existe en

cualquier sociedad: fue una invencin de la Grecia antigua, y se vincula estrechamente con la filosofa en cuanto interrogacin sobre la verdad, cuestionamiento de lo dado y crtica de la tradicin. Cf. La institucin imaginaria de la sociedad, Tusquets, Barcelona 1983. 12/02/20 filosofa poltica 69 Schmitt y la distincin amigo/ enemigo Frente a esa nocin de poltica de Castoriadis, y como contraste en las antpodas, puede venir

bien recordar otra famosa definicin de la poltica: la de Carl Schmitt, para quien el criterio poltico supremo es la distincin amigo/ enemigo. (Schmitt se inspira en el decisionismo de los filsofos catlicos decimonnicos de la contrarrevolucin: Bonald, De Maistre y Donoso Corts. Vase Jos Antonio Estvez Araujo, La crisis del Estado de derecho liberal. Schmitt en Weimar, Ariel, Barcelona 1989, p. 131-132.) Un arte del conflicto Daniel Bensad: La poltica constituye un arte del conflicto, de la coyuntura y del contra-tiempo. A diferencia de los sistemas antidemocrticos cerrados sobre s mismos, que son sistemas de homogenizacin y calculabilidad total, la democracia por venir es, segn Jacques Derrida, un mbito de negociacin y compromiso permanentes entre el campo de fuerzas

realmente existentes y la apertura ante el acontecer. 12/02/20 filosofa poltica 71 Negociar trgicamente El clculo es inevitable: hay que votar, contar con mayoras, alianzas, normas. Se trata por tanto de una negociacin perpetua entre la apertura puntual a lo imposible y la tcnica del clculo democrtico. Esta negociacin indispensable es, quiz, lo que defina a la poltica. Pero lo que Derrida llama negociacin no significa slo negociar lo negociable. Tambin es una negociacin entre lo negociable y lo nonegociable, entre la incondicionalidad de los principios y la condicionalidad de las reglas. Es negociar trgicamente. Daniel Bensad, La sonrisa del fantasma, Sequitur, Madrid 2012, p. 124.

12/02/20 filosofa poltica 72 Y a propsito de la democracia por venir No pensemos en la democracia como algo dado. Decir vivimos en democracia es un engao o un autoengao. Pensemos ms bien en procesos de democratizacin, en la democracia como proceso: difcil, histricamente improbable, amenazado constantemente por dolorosos retrocesos

En efecto En una clebre observacin, Winston Churchill afirmaba que la democracia es la peor forma de gobierno, a excepcin de todas las dems que se han ensayado en la historia. Cabe preguntar: pero ha sido ensayada de verdad alguna vez? Si hablamos de democracia en serio autogobierno, participacin igualitaria, autonoma colectiva: algo tan sencillo pero tan radical como que todos los afectados y afectadas participen con igualdad en todas las decisiones que las afectan--, convendremos en que sigue siendo el objetivo de nuestros anhelos, ms que una realidad que quepa dar por sentado Slo hay democracia donde se lucha por la democracia

La ciudadana sugiere Paolo Flores dArcais no es una serie de derechos adquiridos donde reposar, sino una permanente exigencia de militancia democrtica Cf. su libro Democrazia!, Add, Turn 2012. Para ello hace falta ofrendar tiempo: el necesario para informarse a fondo, reunirse con los dems para reivindicar los cambios necesarios, organizar y llevar a cabo las acciones colectivas Slo hay democracia donde se lucha por la democracia! Castoriadis sobre sociedades heternomas... [Las sociedades heternomas] crean ciertamente sus propias instituciones y significaciones, pero ocultan esta autocreacin, imputndola a un fuente extrasocial los antepasados, los hroes, los dioses, Dios, las leyes de la historia o las leyes del mercado, en todo

caso una fuente exterior a la efectiva actividad de la colectividad efectivamente existente. En tales sociedades heternomas, la institucin de la sociedad tiene lugar en el cierre del sentido. Todas las preguntas formulables en la sociedad considerada pueden encontrar respuesta en las significaciones imaginarias, mientras que las que no pueden hacerlo son, ms que prohibidas, imposibles mental y psquicamente para los miembros de la sociedad. 12/02/20 filosofa poltica 76 ...y ruptura de la heteronoma Esta situacin, por lo que sabemos, slo ha sido rota dos veces en la historia: en la Grecia antigua y en Europa

occidental. Y de esa ruptura somos herederos, es ella la que nos permite hablar como hablamos. La ruptura se expresa a travs de la creacin de la poltica y de la filosofa (de la reflexin). Poltica: puesta en cuestin de las instituciones establecidas. Filosofa: puesta en cuestin de los idola tribus, de las representaciones comnmente aceptadas. Cornelius Castoriadis, La democracia como procedimiento y como rgimen, Iniciativa Socialista n 38, febrero 1996. 12/02/20 filosofa poltica 77 Poltica como tica de lo colectivo La poltica, en este sentido de Castoriadis, ha

de entenderse --al modo de Aristteles y de Maquiavelo-- como tica de lo colectivo. Expresa tanto la toma de conciencia acerca del origen humano de las instituciones, como el contraste con la tradicin (donde no se plantea la pregunta sobre la legitimidad de esas instituciones y de las jerarquas sociales). 12/02/20 filosofa poltica 78 En contra de esta idea Bruno Latour: Los verdes han moralizado la cuestin nuclear. Cuando se hace tica, no hay que hacer poltica, hay que hacer religin. Entrevista en El Pas Semanal, 24

de marzo de 2013. Han de ir de la mano tica y religin, bien separadas de la poltica? Una pregunta que nos asedia desde Maquiavelo y Hobbes hasta hoy Adorno y Horkheimer en Dialctica de la ilustracin: La poltica que, aunque sea de forma irreflexiva, no contenga teologa, no es, por refinada que sea, ms que negocio. Luego volveremos sobre esta cuestin. Seguimos con el gran Castoriadis: Esa ruptura y la actividad de interrogacin incesante que la acompaa implica el rechazo de una fuente de sentido diferente a la actividad viva de los seres humanos. Implica, por tanto, la repulsa de toda

autoridad que no rinda cuenta y razn, y que no justifique la validez del derecho de sus enunciados. 12/02/20 filosofa poltica 80 De ello se derivan de forma casi inmediata: la obligacin de todos de dar cuenta y razn (logon didonai) de los propios actos y de las propias afirmaciones; la repulsa de las diferencias o alteridades (jerarqua) preliminares en las posiciones respectivas de los individuos y, consiguientemente, la puesta en cuestin de todo poder que d lugar a ellas; la apertura de la pregunta sobre las buenas (o mejores) instituciones, en la medida en que

dependen de la actividad consciente y explcita de la colectividad; y, por tanto, tambin la apertura de la pregunta sobre la justicia. 12/02/20 filosofa poltica 81 Sociedad autnoma y democracia Se nota fcilmente que estas consecuencias conducen a considerar la poltica como una tarea que afecta a todos los miembros de la colectividad respectiva, una tarea que presupone la igualdad de todos y trata de hacerla efectiva. Una tarea, pues, que tambin es de transformacin de las instituciones en el sentido de la democracia. Podemos ahora definir la poltica como la actividad explcita y lcida que

concierne a la instauracin de las instituciones deseables, y la democracia como el rgimen de autoinstitucin explcita y lcida, tanto como es posible, de instituciones sociales que dependen de una actividad colectiva y explcita. 12/02/20 filosofa poltica 82 El proyecto de autonoma Casi no hara falta aadir que esta autoinstitucin es un movimiento incontenible, que no pretende lograr una sociedad perfecta (expresin carente de sentido), sino una sociedad libre y justa, en la medida de la posible. A este movimiento le llamamos el proyecto de una

sociedad autnoma y, llevado a su cumplimiento, debe establecer una sociedad democrtica. Cornelius Castoriadis, La democracia como procedimiento y como rgimen, Iniciativa Socialista n 38, febrero 1996. 12/02/20 filosofa poltica 83 Necesidad de una actitud crtica La actitud crtica carece de toda confianza hacia las pautas que la vida social, tal cual es, le da a cada uno. (...) La teora crtica concibe el marco condicionado por la interaccin ciega de las actividades individuales, es decir, la divisin del trabajo dada y las diferencias de clase, como una funcin que, al surgir de la

actividad humana, puede tambin someterse a la decisin planificada y a la eleccin racional de fines. Max Horkheimer, Teora tradicional y teora crtica, Paidos, Barcelona 2000, p. 42. El individuo puede elegir su propia vida; la sociedad puede elegir sus propias instituciones. 12/02/20 filosofa poltica 84 Por ejemplo: cmo calificar al sistema poltico actual en Espaa? Castoriadis deca que a los regmenes polticos imperantes en pases como Francia o Espaa habra que

llamarlo oligarquas liberales, no democracias. Si preguntamos quin manda aqu, o en trminos ms tcnicos: quin es el Soberano en este ordenamiento poltico, desde luego nadie en sus cabales responder que el pueblo. Bastara con un minuto de reflexin acerca de cmo en 2011 se reform el artculo 135 de nuestra Sacrosanta e Intocable Constitucin de 1978 para dar con la respuesta correcta: el Soberano es la banca. Poderes Bancario, Ejecutivo, Legislativo, y Judicial, por este orden. Democracia liberal representativa? Adems, a esta no-democracia la llaman liberal y representativa, para echar sal en la herida Liberal, este Rgimen neofeudal, neofranquista y cada vez

ms autoritario (vase la infame ley Fernndez de 2013)? John Stuart Mill o Isaiah Berlin se estarn revolviendo en sus tumbas! Representativo, este sistema poltico donde los supuestamente representados no tienen ningn mecanismo de control sobre los sedicentes representantes? En fin, demos la palabra a quien se supone es el fundador terico de la moderna democracia representativa, el seor John Locke, que nos pregunta: John Locke sobre representantes y representados Quin podr juzgar si su delegado o diputado est actuando de acuerdo con lo que se le ha encomendado, sino aquel que le ha encomendado la misin y conserva todava el poder de destituirlo cuando el depositario del encargo no lo cumpla? (Segundo tratado sobre el

gobierno civil, pargrafo 240). Representacin sin poder destituir a quienes incumplen su tarea de representar es decir, sin algo muy parecido a lo que se llama mandato imperativo? Es una farsa! Posdemocracia De manera que ni siquiera tenemos oligarquas liberales, como sugera Castoriadis Tenemos oligarquas cada vez ms autoritarias que todava toleran las elecciones. Por eso hay quien habla de posdemocracia (Josep Ramoneda) Cules seran las condiciones de la democracia? Por ejemplo, es compatible la democracia con la

propaganda comercial, con la reduccin tendencial de la cultura a marketing y public relations? O es compatible con la dependencia econmica generalizada que genera la propiedad privada de los medios de produccin? O es compatible con el deporte-espectculo? Terry Eagleton: En pro de la causa socialista, yo personalmente propondra la abolicin del deporte. Para avanzar hacia la democracia abolir el deporte-espectculo? Pocos mecanismos ms astutos han sido imaginados para distraer al personal de la accin poltica. Si el capitalismo acaba con el sentido de comunidad y con la solidaridad de los humanos, el deporte proporciona poderosos sustitutos en los campos de juego; si acaba con

la historia y la tradicin, el deporte las recupera con sus impresionantes anales de excelencia atltica Terry Eagleton, El portero Memorias, Debate, Barcelona 2004, p. 94. 12/02/20 filosofa poltica 90 El cuarto poder Los mass-media (medios de formacin de masas los llamaba Agustn Garca Calvo) tienen una relacin directa con el futuro de la democracia. Cmo pensar en procesos de deliberacin y participacin intensos sin un paisaje

meditico bien diferente del que hoy prevalece? 12/02/20 filosofa poltica 91 La dictadura meditica, el totalitarismo meditico pretenden suplantar lo que hace treinta aos hacan las dictaduras militares: ya no necesitan bayonetas para imponer sus ideas, ahora tienen a los medios. Aram Aharonian, La intelectualidad ha estado con la Revolucin; ahora es hora de que la Revolucin est con la intelectualidad, en AAVV,

Intelectuales, democracia y socialismo, nmero cero de Comuna, Centro Internacional Miranda, Caracas 2009, p. 23. 12/02/20 filosofa poltica 92 Apagar las pantallas, para avanzar hacia la democracia? La utopa ecologista de Andr Gorz en las pginas finales de cologie et libert (Galile, Pars 1977) conclua en la propuesta de que, para favorecer la imaginacin y los intercambios de ideas, la televisin pblica, desde luego; quin pens que la televisin privada es compatible con la democracia?

dejara de funcionar los viernes y los sbados. Quin se atreve hoy a sugerir algo as? 12/02/20 filosofa poltica 93 Siete condiciones para la democracia poltica, segn Dahl: 1. Funcionarios pblicos electos 2. Elecciones libres y justas 3. Voto inclusivo (todos los ciudadanos y ciudadanas) 4. Derecho a competir por los cargos pblicos 5. Libertad de expresin 6. Informacin alternativa (a la oficial) 7. Autonoma asociativa (partidos polticos, grupos

de presin y ONG independientes). Robert Dahl: La democracia y sus crticos, Paidos, Barcelona 1993. 12/02/20 filosofa poltica 94 Cinco dimensiones determinantes de la calidad democrtica, segn Morlino 1. Imperio de la ley (si esto falla --por ejemplo por una corrupcin amplia--, la democracia es defectiva). 2. Rendicin de cuentas (accountability en ingls). (Si esto falla, la democracia es irresponsable.) 3. Libertad y 4. igualdad 5. Satisfaccin ciudadana con las polticas pblicas

(si esto falla, la democracia est deslegitimada). Leonardo Morlino, Democracia y democratizaciones, CIS, Madrid 2009. 12/02/20 filosofa poltica 95 Limitaciones de la concepcin de Dahl 1. Omite la cuestin de la separacin de poderes, de manera que unos se limiten a otros (los checks and balances del mundo anglosajn). 2. No formaliza condiciones para la responsabilidad de los cargos elegidos ante sus electores (accountability), un asunto bsico siempre

que hay delegacin de poder. Tambin habra que mencionar aqu la primera dimensin de Morlino: respeto por la legalidad. 12/02/20 filosofa poltica 96 3. Se limita a la vertiente de lucha por el poder; pero no aborda la cuestin de la gobernanza (administracin de los bienes pblicos, bsqueda del bien comn). 4. Quin establece la agenda poltica? La participacin efectiva --no slo formal-- es la clave de la democracia. En una democracia participativa la agenda debe estar siempre abierta, de modo tal que los ciudadanos corrientes puedan hacer contribuciones al gobierno pblico en cualquier

momento entre elecciones. En lugar de poder discutir slo acerca de baches, semforos, reciclado y otros asuntos por el estilo, los ciudadanos deben tener el derecho de discutir cualquier cuestin de poltica pblica, en todo momento y a cualquier nivel. Mario Bunge, Filosofa poltica, Gedisa, Barcelona 2009, p. 478. 12/02/20 filosofa poltica 97 5. Si no hay democracia econmica (autogobierno en el centro de trabajo), tampoco hay democracia en sentido pleno (pues el poder econmico es una fuente de poder poltico). La democracia poltica exige, como base, la democracia econmico-social. Tensin entre capitalismo y democracia.

6. La democracia es una forma de vida pblica: requiere el cultivo de las virtudes cvicas, un modelo de ciudadana activa... No basta con los meros procedimientos (aunque estos sean importantes). 12/02/20 filosofa poltica 98 El punto de vista procedimental sobre la democracia Francisco Fernndez Buey: Hoy en da impera en el mundo una concepcin procedimental de la democracia. Una concepcin meramente procedimental de la democracia es aquella que se fija slo en las normas, reglas o procedimientos formales de expresin y concrecin de la voluntad del pueblo.

El punto de vista procedimentalista sobre la democracia empieza describiendo lo que son las principales reglas del juego de la democracia representativa: el sufragio universal, la divisin y autonoma de poderes (gubernativo, legislativo y judicial), la existencia de un parlamento como lugar central de la soberana, la existencia de una carta constitucional mayoritariamente aprobada y la garanta de alternancia en la gobernacin. Dice luego que la democracia liberal es la forma poltica en que mejor se concretan estas reglas. Observa despus que, en la prctica, existen ciertas deficiencias en relacin con estos rasgos incluso en las sociedades de nuestro marco cultural. Pero argumenta, a partir de ah, que esas deficiencias no son nada o casi nada en comparacin con los despotismos y tiranas que han existido en otros

momentos y en otras partes del mundo. Y acaba concluyendo que cualquier otro punto de vista distinto de ste conduce necesariamente al totalitarismo o a la dictadura. Fernndez Buey, Gua para una globalizacin alternativa. Otro mundo es posible, Ediciones B, Barcelona, 2005, pg 265. Por ejemplo: el sorteo de cargos La versin actual del sistema democrtico que se presupone representativo, no participativo, aderezada con divisin de poderes y sufragios que quedaran sin sentido cuando al decir de Aristteles en su Poltica, ciudadano es el que participa [directamente] de la potestad de legislar y juzgar o cuando advierte que el sorteo [de cargos] genera democracia y la eleccin oligarqua. La democracia ateniense de su poca actuaba en consecuencia con ello y elega por sorteo los miles de ciudadanos que ejercan transitoriamente sus funciones en los tribunales u otros rganos relacionados con la gestin de los asuntos pblicos. Jos Manuel Naredo, Dilogos sobre el oikos, Clave Intelectual, Madrid 2017, p. 53.

Una reflexin de mucho inters sobre este asunto: David van Reybrouck, Contra las elecciones. Cmo salvar la democracia, Taurus, Madrid 2017 12/02/20 filosofa poltica 101 Democracia: autogobierno y forma de vida La democracia no es un mecanismo formal (no son las elecciones para seleccionar a los miembros de una casta de gobernantes): es autogobierno, y es una forma de vida. Filosofa crtica, racionalidad cientfica, acogida del otro, proyecto de autonoma: todo eso va junto

con la democracia. Sin virtud cvica en los ciudadanos y ciudadanas libres, no tendremos democracia. 12/02/20 filosofa poltica 102 La democracia: un proceso y una tarea, no algo dado Insistamos: la democracia es un proceso y una tarea, no algo dado (por ejemplo en nuestras sociedades occidentales, por ejemplo cuando nuestros polticos espaoles dicen campanudamente: ahora que estamos en democracia...). Mejor hablar de procesos de democratizacin. Y lo logrado en cuanto a democracia y civilizacin puede

perderse. Precisamos mucho esfuerzo para mantener un equilibrio precario que impida la aparicin de situaciones desesperadas, de alternativas insoportables. Isaiah Berlin, El fuste torcido de la humanidad, Pennsula, Barcelona 1992, p. 36. 12/02/20 filosofa poltica 103 Dos errores frecuentes 1. Creer que la democracia es compatible con el capitalismo. Cf. Norbert Bilbeny, Filosofa poltica, UOC, Barcelona 2008, p. 125. 2. Creer que la democracia es

posible sin virtud republicana. (El socialismo cuesta demasiadas tardes libres, deca Oscar Wilde; lo mismo, mutatis mutandis, puede decirse de la democracia.) 12/02/20 filosofa poltica 104 Virtud republicana y transformacin moral Anglica Velasco: Una sociedad en la que realmente se respeten los principios democrticos de igualdad,

libertad, fraternidad/ sororidad, as como la paz, la justicia y la sostenibilidad, requiere ciudadanos y ciudadanas comprometidas con estos principios y con los valores del cuidado. Este compromiso debe ser un compromiso sentido, vivido. 12/02/20 filosofa poltica 105 La problemtica de la conversin (metanoia) Como bien sostuvo John Stuart Mill, una autntica democracia exige un cambio radical en el carcter humano.

Esta idea sigue completamente vigente en el siglo XXI. Cualquier transformacin poltica debe ir acompaada de la evolucin moral de los individuos. Se trata de un fenmeno de retroalimentacin. tica y poltica se encuentran indisolublemente ligadas. Y nuestras actitudes ticas deben extenderse tambin a la naturaleza y a los individuos no humanos. Anglica Velasco, La tica animal: una cuestin feminista?, Ctedra, Madrid 2017, p. 24. 12/02/20 filosofa poltica 106 Se da un antagonismo de fondo entre capitalismo y democracia

El desarrollo sin trabas del primero lleva al desmedro de la segunda, y viceversa. sta no debera ser una tesis polmica, a poco que se examinasen los hechos con objetividad: por qu se aceptan los micrototalitarismos en el interior de la empresa, donde rigen valores y prcticas incompatibles con la democracia que pedimos fuera de la empresa? 12/02/20 filosofa poltica 107 Lo que hay de democrtico en las democracias liberales capitalistas no proviene desde luego del capitalismo: es el resultado de luchas por la igualdad, la libertad y la fraternidad/

solidaridad que han durado muchos decenios, desde 1789 hasta nuestros das (y entre las que hay que destacar especialmente las luchas obreras y feministas). Son las luchas antifeudales, antipatriarcales y anticapitalistas las que han generado los limitados elementos democrticos de que hoy disfrutamos aunque se hallan en retroceso. 12/02/20 filosofa poltica 108 El perodo de irregular avance de la democracia en ciertos tramos del siglo XX (y especialmente en los Treinta Gloriosos, como suelen decir los franceses, los tres decenios entre

aproximadamente 1945 y 1975) es una excepcin difcilmente tolerable para el capitalismo, e incomprensible fuera del peculiarsimo contexto de la digestin de la Revolucin Rusa de 1917 y luego la Guerra Fra. Lo ha explicado bien Josep Fontana en dos libros valiosos para nuestra orientacin en el siglo XXI: Por el bien del Imperio y El futuro es un pas extrao (ambos en Ed. Pasado y Presente, Barcelona 2011 y 2013, respectivamente). Hoy en ese largo hoy que llamamos para simplificar neoliberalismo y que irrumpe en la historia con el golpe militar contra el Chile democrtico de Salvador Allende, el 11 de septiembre de 1973 la excepcin est siendo reabsorbida por la regla. Desde los aos setenta hemos vivido una involucin, que rompi con la evolucin iniciada con la crisis de los treinta, dice el historiador Josep Fontana. Buena parte de las concesiones

sociales se lograron por el miedo de los grupos dominantes a que un descontento popular masivo provocara una amenaza revolucionaria que derribase el sistema. A partir de los aos setenta, los ricos pierden el miedo. Y hoy, a qu revolucin van a temer los banqueros? Han perdido el miedo, y desencadenan el empobrecimiento global y el enriquecimiento de su grupo. Se puede, de hecho profundizar ms en esto de nuevo de la mano de Castoriadis. El pensador greco-francs llama la atencin sobre cmo en las sociedades europeas, en los ltimos siglos, surgen dos proyectos bsicos dos significaciones sociales imaginarias, en su terminologa-- que no solamente son opuestas a la religin cristiana que antes prevaleca, sino tambin opuestas entre s. 12/02/20

filosofa poltica 111 El proyecto de autonoma Por una parte, y ya desde el siglo XI con las primeras ciudades-estado burguesas que reivindican su autogobierno, la significacin el proyecto-- de la autonoma individual y social, la bsqueda de formas de libertad colectiva que corresponden al proyecto democrtico (se prologa con el Renacimiento, la Reforma, la Ilustracin, las revoluciones de los siglos XVIII y XIX, los movs. feminista y obrero, y luego otros movimientos emancipatorios). 12/02/20

filosofa poltica 112 El proyecto capitalista de dominio Por otro lado, la significacin el proyectode la expansin ilimitada del (pseudo) dominio (pseudo) racional sobre la naturaleza y sobre los seres humanos, que corresponde al capitalismo en expansin sobre todo a partir del siglo XVI. Estos dos proyectos son contradictorios Cf. Castoriadis, El ascenso de la insignificancia, Ctedra, Madrid 1998, p. 101 y 129 12/02/20

filosofa poltica 113 El triunfo cultural profundo del capitalismo El triunfo cultural profundo del capitalismo: conseguir hacer creer que la libertad es la libertad de consumo... ...en vez de la libertad poltica de los ciudadanos y ciudadanas capaces de autogobernarse. 12/02/20 filosofa poltica 114

Desobediencia civil Cuando la injusticia es ley, la desobediencia es deber, sintetizaba una pancarta en una de las manifestaciones de trabajadoras y trabajadores durante la huelga general del 29 de marzo de 2012. ste es el gran, el enorme asunto de la desobediencia civil desde Scrates hasta Gandhi. Alrededor de este concepto podra articularse todo un curso de filosofa poltica. Lectura sugerida: Desobediencia civil. Historia y antologa de un concepto, ed. de Antonio Lastra, Tecnos, Madrid 2012. El valor de la libertad Hay muchos valores polticos: por ejemplo, la seguridad, o garantizar el ocio para los mejores (ste ltimo es un valor que el elitista, esclavista y machista Aristteles aprecia mucho, por ejemplo).

Desde la perspectiva que se defiende aqu --la que apuesta por la emancipacin humana-- el valor poltico bsico es la libertad. Ahora bien: libertad e igualdad no son valores contradictorios, sino que se coimplican. 12/02/20 filosofa poltica 116 Libert, egalit, fraternit En efecto, la libertad es necesaria para procurar la igualdad; y slo la igualdad puede impedir la concentracin de la libertad en unas pocas manos. As que libertad e igualdad han de perseguirse conjuntamente.

Sin embargo, la bsqueda de sta o de cualquier otra meta prosocial requiere de la solidaridad antes que del egosmo. La razn de ello es que nadie puede conseguir nada importante sin la ayuda desinteresada de los dems. En resumidas cuentas, los revolucionarios franceses de 1789 estaban bsicamente en lo correcto: libert, egalit, fraternit. Mario Bunge, Filosofa poltica, Gedisa, Barcelona 2009, p. 152. 12/02/20 filosofa poltica 117 Castoriadis sobre libertad e igualdad Slo para esos fragmentos de ser humano que son

los intelectuales pseudo-individualistas contemporneos, la colectividad constituye el mal. La libertad es libertad de hacer, y hacer es tanto poder hacer solo, como poder hacer con los dems. (...) La confusin acerca de la relacin entre libertad e igualdad viene de lejos. (...) Slo los hombres iguales pueden ser libres y slo los hombres libres pueden ser iguales. 12/02/20 filosofa poltica 118 Como hay necesariamente poder en la sociedad, quienes no participan de ese poder en rgimen de igualdad se hallan

sometidos bajo el dominio de quienes participan y lo ejercen; no son, en consecuencia, libres; incluso si tienen la ilusin idiota de serlo porque hubieran decidido vivir y morir idiotas, es decir, como simples individuos en estado de privacin (idioteuein). Y esta participacin es evidentemente uno de los puntos en que el movimiento obrero ha ido ms lejos que la democracia griega slo puede ser igual si lo son las condiciones sociales y efectivas y no exclusivamente jurdicas, hechas para todos. Castoriadis, Socialismo y sociedad autnoma, en Escritos polticos (ed. de Xavier Pedrol), Los Libros de la Catarata, Madrid 2005, p. 93. 12/02/20 filosofa poltica

119 Sin igualdad toda libertad perece Lo sintetiz esplndidamente Simn Bolvar en Angostura: Sin igualdad toda libertad perece. Citado por Hugo Chvez, presidente de Venezuela, en su programa Al Presidente 371, el 13 de marzo de 2011. 12/02/20 filosofa poltica

120 Igualdad y justicia El igualitarismo del socialista Louis Blanc se concreta en su famosa frmula (enunciada en su libro de 1839 Lorganisation du travail): A cada cual segn sus necesidades, de cada cual segn sus capacidades. La justicia (y en particular la justicia distributiva) es una de las grandes cuestiones que siempre ha tratado la filosofa poltica Y quiz habra que partir ms bien de la injusticia! Lectura sugerida: Reyes Mate, Tratado de la injusticia, Anthropos, Barcelona 2011. 12/02/20 filosofa poltica

121 Filosofa de la praxis Filosofa poltica centrada en la accin (praxis en griego). Lo que es/ lo que puede ser/ lo que debera ser: dimensin crtica y utpica de la accin poltica. Ideas normativas: 1 autocumplimiento o florecimiento humano, 2 libertad (+ igualdad y fraternidad), 3 democracia. 12/02/20 filosofa poltica 122

Es lo que hay Es lo que hay: omos a menudo esta frase desde la resignada claudicacin. Pero hay que entenderla de otra forma: hay que partir de lo que hay, de forma realista, si queremos ir ms all. Nada de aspirar a la perfeccin, sino tratar de evitar lo peor. No lograr lo mejor (lgica de maximizacin), sino contentarnos con lo suficientemente bueno (lgica de satisfaccin). 12/02/20 filosofa poltica 123

Desde una perspectiva sistmica... No maximizar, porque todas las propiedades de una cosa estn interrelacionadas; de modo que la maximizacin de una de ellas probablemente minimice otras. Todo beneficio tiene su precio... Cf. Mario Bunge, Filosofa poltica, Gedisa, Barcelona 2009, p. 123 y 284. 12/02/20 filosofa poltica 124 La decencia cotidiana en los

asuntos comunes Quiz no la sociedad perfectamente justa, pero al menos la sociedad decente (en lo que insistieron Isaiah Berlin y Avishai Margalit). George Orwell: El redescubrimiento de la decencia cotidiana en los asuntos comunes constituye la nica esperanza de renovacin poltica y social en Occidente. 12/02/20 filosofa poltica 125 Maquiavelo y la sociedad decente

Maquiavelo y la sociedad decente: en todos los debates hay que considerar cul es la opcin que supone menos inconvenientes y adoptarla como la mejor, pues nunca se halla una cuestin que est clara y no sea discutible. Citado en Martin Cohen, Filosofa poltica, Ctedra, Madrid 2002, p. 62. Docta ignorancia es saber que no se sabe, conocimiento de los lmites del propio saber: intentamos situarnos en esa estela, detrs de Scrates y de Nicols de Cusa. 12/02/20 filosofa poltica 126

Docta ignorancia El principio de docta ignorancia, observ Manuel Sacristn, se satisface particularmente bien con formulaciones negativas: no construccin de la libertad, sino abolicin de la esclavitud. Manuel Sacristn: M.A.R.X. (Mximas, aforismos y reflexiones con algunas variables libres), edicin de Salvador Lpez Arnal, Los Libros del Viejo Topo, Barcelona 2003, p. 80. Los tipos que fabrican utopas en las que todos tendremos la misma estatura nos estn intentando robar la posibilidad de conseguir que no nos maten de hambre, ni nos metan en la crcel, etc. M.A.R.X., op. cit., p. 51. 12/02/20 filosofa poltica 127

Por fidelidad a lo humano y por amor a lo viviente Habra que atenerse siempre a esto, por fidelidad a lo humano y por amor a lo viviente. No realizar el bien, sino luchar contra el mal; no edificar la sociedad perfecta, sino combatir la injusticia; no atinar con la verdad, sino intentar no engaarse; no lograr la felicidad, sino desactivar los mecanismos de autogestin de la desdicha; no la educacin ptima para el infante, sino no poner trabas demasiados onerosas a su desarrollo, etc. Incluso el "concete a ti mismo" socrtico habra que formularlo en trminos negativos, de docta ignorancia: trata de no desconocerte. 12/02/20 filosofa poltica

128 Una va negativa Qu es la verdad para usted, le preguntan al gran fillogo francs Jean Bollack, y ste responde: refutar las verdades impuestas. Democracia, para Josep Ramoneda: aborrecer la autocracia. Y as podramos seguir. Puede que no sepamos del todo qu es sustentabilidad ecolgica, pero s lo que es insostenible; quiz no atinemos a definir cabalmente la dignidad humana, pero s reconocemos lo infame e indigno. La va negativa de la docta ignorantia resulta un camino menos engaoso que el de las plmbeas seguridades edificadas a base de podas intensas e indiscriminadas sobre lo real. 12/02/20 filosofa poltica

129 Las grandes metas humanas y por ello los grandes asuntos de la filosofa poltica los llamamos: paz, sustentabilidad ecolgica, democracia, justicia. Pero nuestro mundo se caracteriza por la violencia, el ecocidio, la dominacin de oligarquas plutocrticas, la injusticia Por eso el arranque de la filosofa poltica tendr que ser ms negativo que positivo. En esta lnea, por ejemplo: el Tratado de la injusticia de Reyes Mate, los libros de John Holloway Y es que muchos ven la poltica como una tcnica para la conquista del poder. Pero quiz deberamos considerarla ms

bien como la organizacin de los esfuerzos colectivos para evitar la crueldad, la humillacin y la dominacin. Claro que eso da lugar a un tipo diferente de poltica y de filosofa poltica. Prioridad del mal No tenemos una idea muy clara de la justicia, pero s que reconocemos fcilmente las injusticias. Puede costarnos definir con precisin la dignidad humana, pero s que identificamos bien las formas de humillacin e indignidad... En esto como en otros asuntos, docta ignorantia. La ley poltico-moral de la doble negacin: nos acercamos a lo positivo, casi siempre, por el camino indirecto- de negar la negatividad: luchar contra el dao, la injusticia y la humillacin infligidos a los seres humanos. Y una gran pregunta aqu: slo a los seres humanos? 12/02/20

filosofa poltica 132 Fracasar mejor George Steiner, citando a Beckett: quisiera fracasar mejor. Buen lema para cualquier vida humana... Samuel Beckett deca: posiblemente no haya sino caminos equivocados. Sin embargo, hay que saber encontrar el camino equivocado que te conviene. Charles Juliet, Rencontres avec Samuel Beckett, P.O.L., Pars 1999, conversacin del 14 de noviembre de 1975. Es una formulacin muy buena del principio de docta ignorancia. 12/02/20

filosofa poltica 133 Necesidad de desorientacin Cuenta Juan Gelman cmo el obispo amigo de los pobres, Samuel Ruiz en San Cristbal de las Casas, refera que despus de una charla en una comunidad indgena uno de los participantes le dijo en nombre de todos: "Te queremos dar las gracias por la desorientacin que nos acabas de dar". Don Samuel pens que aquel hombre se haba equivocado al escoger sus palabras. Pero la expresin se repeta en otras comunidades, y "entonces el obispo comprendi que los indgenas queran decir que haban estado mal orientados y que su palabra los haba desorientado de la falsa orientacin. Los indgenas se haban referido al hecho como

desconstruccin o desaprendizaje de lo recibido o impuesto: hablaban de un trabajo". Juan Gelman, Prosa de prensa, Grupo Zeta, Buenos Aires 1997, p. 334. 12/02/20 filosofa poltica 134 Principio de precaucin y docta ignorancia Saber que no sabemos, en la poca de los riesgos tecnolgicos mayores, es todava ms importante que en los tiempos de Nicols de Cusa. Aspirar a corregir algunos defectos es una

va sensata, humana; soar con la perfeccin nos encamina sonamblicamente hacia el desastre. 12/02/20 filosofa poltica 135 Rdiger Safranski sobre romanticismo poltico Safranski evoca el famoso Discurso del Rectorado de Heidegger en 1933, como revolucionario decidido, que se ha hecho un nacionalsocialismo a su medida. Safranski, Romanticismo,Tusquets, Barcelona 2009, p. 310.

Es una pieza de romanticismo polticometafsico que se deja caer en todos los abismos. 12/02/20 filosofa poltica 136 Ahora Heidegger se mantiene erguido y marcial, con tintineantes palabras, como sacerdote sin mensaje del cielo, como el jefe metafsico del batalln de asalto, rodeado de banderas y de estandartes. En el curso sobre Platn se haba identificado en sueos con la funcin del liberador, que desencadena a los cautivos en la caverna y los conduce a la luz. Ahora advierte que los moradores de la caverna estn ya todos en marcha. Slo hace

falta que l se ponga a la cabeza. 12/02/20 filosofa poltica 137 Estamos ante una pieza doctrinal acerca de cmo lo mejor es mantener el romanticismo alejado de la poltica. Pero en la cultura alemana, no solamente en ella, se da la tentacin de un cortocircuito entre romanticismo y poltica. Asistimos a un desconocimiento de los lmites de la esfera poltica, donde todo habra de girar en torno a la razn pragmtica, la seguridad, la concordia, la fundacin de paz y la justicia, y no en torno al afn de aventuras, a la bsqueda de extremos, a la avidez de intensidad, al amor y a la complacencia en la muerte.

12/02/20 filosofa poltica 138 Pero se introduce siempre la tergiversacin de que en la poltica se busca algo que nunca puede encontrarse en ella: redencin, el verdadero ser, respuesta a las preguntas ltimas, realizacin de los sueos, utopa de la vida lograda, el Dios de la historia, apocalipsis y escatologa. Quien busca estos elementos en la poltica pertenece al romanticismo poltico. Poco antes del final de la Repblica [de Weimar], Paul Tillich condens inolvidablemente este fenmeno afirmando que es el intento, destructor de toda razn poltica, de 'engendrar a la madre a partir del hijo y de

hacer venir al padre desde la nada'. (p. 313) 12/02/20 filosofa poltica 139 En los campos de exterminio Primo Levi y Jean Amry han formulado la idea de que, en los campos de exterminio, los intelectuales laicos --a diferencia de los cristianos y de los marxistas-- que rechazaban cualquier ilusin histricosalvfica eran conducidos a la trgica conciencia de que el poder fctico y la realidad eran coextensivos. Si no existe ningn derecho natural, y si las categoras morales no tenan ningn fundamento trascendente, las SS podan actuar como actuaban. 12/02/20

filosofa poltica 140 Teologa y negocio Adorno y Horkheimer en Dialctica de la ilustracin: La poltica que, aunque sea de forma irreflexiva, no contenga teologa, no es, por refinada que sea, ms que negocio. Y Jos Jimnez Lozano comenta, acerca de esta nocin de teologa: la conciencia de que no coinciden apariencia y realidad ltima de lo que es, de modo que cabe el presentimiento de que, al final, pueda tener sentido la lucha por la justicia. Tal vez es lo nico que tenga sentido, ya que la nocin de sentido es tambin teolgica. Jos Jimnez Lozano, La luz de una candela, Anthropos, Barcelona 1996, p. 13. 12/02/20

filosofa poltica 141 Los intelectuales crticos: una especie en vas de extincin? Ramin Jahanbegloo: Los intelectuales crticos son hoy una especie en vas de extincin. Temen la poltica, y se dira que la poltica muestra una indiferencia absoluta por todo lo que se pueda denominar intelectual. (...) Los intelectuales estn perdiendo su autoridad pblica para dirigirse al poder, al tiempo que cada vez son ms incapaces de realizar sus funciones de una forma independiente y crtica. Nunca se haban mostrado tan profundamente opuestas la conciencia crtica y la esfera pblica.

12/02/20 filosofa poltica 142 (...) Asalariados, ocupando ctedras o titularidades permanentes, pensionistas, muchos intelectuales se encuentran encadenados a la rueda de una carrera y una profesin respetables que paradjicamente estanca su capacidad para la crtica en un contexto no conflictivo. (...) Los mezquinos intereses personales han destruido los llamados intereses pblicos de los intelectuales. Al olvidarse de la poltica, rpidamente y sin dejar lugar para el arrepentimiento, muchos intelectuales del mundo actual degradaron y abandonaron la idea de la esfera pblica, transformndose en defensores de la cultura de masas carentes de todo sentido crtico.

12/02/20 filosofa poltica 143 (...) A los intelectuales ya no les interesa reflexionar y debatir sobre los valores, su nico inters reside en el comentario de los hechos. As, con la aparicin de la aldea global postindustrial, dominada por las redes mediticas y la comunicacin tecnolgica, en las que las voces disidentes suelen estar acalladas, una epidemia de conformismo ha paralizado al completo la vida pblica, convirtindola en una entidad impulsada nica y exclusivamente por el mercado. Ramin Jahanbegloo, El temor de los intelectuales a la poltica, El Pas, 29 de agosto de 2009.

12/02/20 filosofa poltica 144 Los dos grandes logros histricos en lo poltico-moral... ...que son al mismo tiempo tareas pendientes: (1) tica de la compasin y el respeto por el otro, legado de la era axial (aos 900 a 200 antes de nuestra era, aproximadamente); (2) poltica democrtica, legado de la Atenas de Pericles, y de 1789, y del movimiento obrero del siglo XIX. 12/02/20

filosofa poltica 145 El largo recorrido de la dignidad humana Un texto decisivo en la Antigedad grecorromana, donde se reconoce la dignidad de todo ser humano y que implica la idea de los derechos humanos, se encuentra en una de las Cartas a Lucilio de Sneca (95). El pensador cordobs critica los espectculos del circo donde, como castigo a sus crmenes, se mata a hombres desnudos y desarmados, y emplea la siguiente expresin: el hombre, algo sagrado para el hombre (a propsito de gentes consideradas criminales, hay que subrayarlo). 12/02/20

filosofa poltica 146 Libertad, igualdad, fraternidad Esto culmina --veinte siglos ms tarde-- en la Declaracin Universal de los Derechos Humanos adoptada por la Asamblea General de NN.UU. En Pars el 10 de diciembre de 1948, uno de los documentos poltico-morales decisivos en la historia de la humanidad, cuyo primer artculo reza: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como estn de razn y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. 12/02/20

filosofa poltica 147 Dos principios bsicos de la izquierda: fraternidad e igualdad Zygmunt Bauman: Los partidos de izquierdas han abandonado en general -en el ejercicio de su gobierno, pero, cada vez ms, tambin en sus declaraciones- la causa del ms dbil: de los pobres, de los humillados, de los abandonados o los discriminados. Olvidaron e incluso rechazaron abiertamente los dos principios axiomticos en los que se basa la crtica izquierdista del statu quo: primero, que la comunidad tiene el deber de asegurar a cualquiera de sus miembros frente a un infortunio individual, y segundo, que la calidad de la sociedad debera medirse, no en funcin del bienestar medio de sus miembros, sino del de sus partes ms dbiles.

12/02/20 filosofa poltica 148 En su lugar, compiten con la derecha poltica por allanar el camino al gobierno de los mercados y de la filosofa que fomentan con hechos y palabras, a pesar de la creciente injusticia, la desigualdad y el sufrimiento que ello conlleva. Mientras, la extrema derecha y los movimientos populistas recogen los postulados que la izquierda abandon pretendiendo ser sus engaosos defensores, mientras desvan a la gente del verdadero origen de su desgracia. Zygmunt Bauman entrevistado en E Cultural, 22 de octubre de 2010. 12/02/20

filosofa poltica 149 Y qu hacemos con el mal? Hay poca gente malvada (en trminos de psicopata, por ejemplo, apenas una de cada cien personas): neutralizarlos no debera ser difcil. Eso nos explica Tobea, investigador de tales asuntos: Los psicpatas bien caracterizados () oscilan entre el 1% y el 15% de la poblacin. Adolf Tobea, Neurologa de la maldad, Plataforma ed., Barcelona 2017, p. 39. 12/02/20

filosofa poltica 150 Los malvados y los indiferentes Y el resto de la gente, las y los normales? Bueno, segn diversas investigaciones entre el 20 y el 30% de la gente incurre en conductas antisociales cuando puede hacerlo. Otro 20-30% no lo hace nunca, y respeta siempre las normas, incluso cuando los dems no lo hacen. Y entremedias un 40-60% respeta las normas o se las salta en funcin del contexto: En entornos donde todo indica que predomina el cumplimiento cvico de las normas se avienen a ello con prontitud, pero si hay seales claras de que l que impera es el escaqueo, la desobediencia y la transgresin, se apuntan a las conductas antisociales y no cooperadoras. (Tobea, Neurologa de la maldad, p. 31).

12/02/20 filosofa poltica 151 Pero aunque existan muy pocas personas de verdad malvadas, hay verdaderas masas de personas indiferentes, insensibles a las consecuencias de sus acciones, omisiones y modos de vida ms all del crculo cercano. Eso es lo que nos conduce a la catstrofe. 12/02/20 filosofa poltica

152 Escriba yo hace aos (en mi diario de trabajo Bailar sobre una baldosa): Un asunto al que concedo cada vez ms importancia es la dimensin pedaggica del poder. Los dirigentes pueden ser modelos o antimodelos, pero lo que hacen (y no hacen) tiene siempre ese valor de referencia para su sociedad, esa inesquivable dimensin pedaggica. Se puede gobernar intentando que la gente d lo mejor de s misma, tirando hacia arriba; o se puede tirar hacia abajo, apoyndose sobre los instintos ms viles (). 12/02/20 filosofa poltica

153 Tirar hacia arriba/ tirar hacia abajo En ambos casos, se ponen en marcha procesos de aprendizaje que se autorrefuerzan, con una dinmica propia. En ambos casos, la importancia de los valores y disvalores mostrados desde las posiciones de liderazgo es muy grande. () Las elites tiran del pblico hacia arriba, intentan elevar el nivel general o ms bien acompaan la tendencia entrpica de fondo hacia lo ms fcil, lo menos exigente, el halago de los bajos instintos? 12/02/20 filosofa poltica

154 La cuestin (volviendo a las cifras de Tobea) es qu hacemos con esa mitad (o hasta dos tercios) de la gente que est en posiciones morales cercanas a la indiferencia: si tiramos de esas personas hacia arriba, o hacia abajo. El ejemplar Nelson Mandela lo tena claro: Siempre he sabido que en lo ms profundo del corazn del hombre residan la misericordia y la generosidad. Citado en Tzvetan Todorov, Insumisos, Galaxia Gutenberg, Barcelona 2016, p. 166. 12/02/20 filosofa poltica

155 Trata a las gentes como si fuesen lo que deberan ser Hay que apostar por la misericordia y la generosidad aunque slo sea una chispa sepultada en el corazn humano: apostar por lo improbable- y darle ocasiones para crecer. Trata a las gentes como si fuesen lo que deberan ser, y les ayudars a convertirse en lo que son capaces de ser, dijo en cierta ocasin Goethe. 12/02/20 filosofa poltica 156

Tambin Albert Camus Albert Camus, y nada menos que tras la atroz carnicera de la segunda guerra mundial y el horror indecible de la Shoa, escribi que pese a todo hay en los seres humanos ms cosas dignas de admiracin que de desprecio. 12/02/20 filosofa poltica 157 Externalizar la poltica y la tica?

Una joven trabajadora de la radio pblica me preguntaba en mayo de 2012-- qu enseanzas imparto en la universidad. tica y filosofa poltica, en varias configuraciones. No te desesperas cada vez que abres el peridico por la maana? No especialmente. Quiero decir: no ms de lo que debera desesperarse cualquier ciudadano o ciudadana de este pas Si se piensa que la tica y la poltica son parcelas acotadas para el trabajo de especialistas, en vez de dimensiones en las que todos y todas debemos ser competentes, ya ello nos da un buen indicio de la postracin extrema en que se halla la sociedad. Si cunde la ilusin de que se puede externalizar la tica y la poltica, el final por implosin, descomposicin y pudrimiento est muy cerca. El otro enorme asunto que merecera comentario mas ste no es el momento ni el lugar--: pero cuntos

conciudadanos y conciudadanas leen la prensa en este pas nuestro donde esos ndices se encuentran entre los ms bajos de toda Europa? Y entre quienes leen prensa quines son capaces de hacerlo crticamente dentro de un paisaje meditico donde, en lo que se refiere a peridicos en papel se refiere, el espectro poltico comienza en la derecha liberal de El Pas y luego contina hasta la extrema derecha? Una paradoja de nuestro tiempo Prevalece en buena parte del mundo una ideologa ferozmente individualista (vinculada con el capitalismo neoliberal)... ...al mismo tiempo que objetivamente nuestras vidas son cada vez ms interdependientes (divisin del trabajo, mundializacin

econmica, dependencias tecnolgicas, medios masivos de comunicacin...) 12/02/20 filosofa poltica 160 Volver a los fundamentos En una era de rampante individualismo poltico y social, sin embargo tambin una era en la que las vidas de los individuos solamente son posibles a travs de una red de esfuerzos colectivos cada vez ms compleja, es ms importante que nunca volver a los fundamentos de la filosofa poltica y social. Martin Cohen, Filosofa poltica, Ctedra, Madrid 2002, p. 19.

12/02/20 filosofa poltica 161 Finura dialctica Frente al extenuante latiguillo Nos puede gustar o no, pero la realidad es as, que te suelta en la cara, como un flato, cualquier Esperanza Aguirre, un aforismo brechtiano, como siempre en la diana de lo hiperlcido: Porque las cosas son lo que son, no sern siempre lo que son. Finura dialctica, frente a mazorral realismo mecnico. Antonio Martnez Sarrin, Escaramuzas (dietarios 2000-2010), Alfaguara, Madrid

2011, p. 104. Liberalismo cultural, democracia poltica y socialismo econmico Es el mismo poeta manchego, por cierto, quien evoca el programa de otro poeta, el exiliado interior Juan GilAlbert, en los aos oscuros del franquismo: Liberalismo cultural, democracia poltica y socialismo econmico. Antonio Martnez Sarrin, Escaramuzas (dietarios 2000-2010), Alfaguara, Madrid 2011, p. 72. La referencia original es Drama patrio de Gil-Albert, publicado en 1977. Albert Camus, al final de su discurso de Suecia (durante la ceremonia de entrega del premio Nobel), afirm que para su generacin

se haba vuelto importante conservar el mundo, ms que reformarlo. De hecho se tratara de conservar y reformar a la vez, en una operacin sumamente compleja. Santiago Alba Rico trata de precisar: 12/02/20 filosofa poltica 164 Revolucionarios en lo econmico, reformistas en lo institucional y conservadores en lo antropolgico Pienso en un comunismo que respete la diferencia entre bienes universales, bienes generales y bienes colectivos, y que por lo tanto

se proponga (...) una triple accin: revolucionaria en lo econmico, reformista en lo institucional y conservadora en lo ontolgico. Otras veces y con mejor criterio en mi opinin dice antropolgico en vez de ontolgico. 12/02/20 filosofa poltica 165 Desembarazarnos de la poltica? El idelogo indgena katarista Ramiro Reynaga (tambin llamado Wankar; uno de los fundadores, en 1978, del MITKA en Bolivia Movimiento Indio Tupaj Katari) considera que no conseguiremos liberarnos transitando caminos ajenos y la poltica es una actividad ajena a nuestra

cultura. () La poltica funciona en base al individuo, en base al ego, a la ambicin. () Por eso estoy cada vez ms convencido de que el camino poltico no nos va a liberar. Roberto A. Restrepo (comp.), Sabidura, poder y comprensin. Amrica se repiensa desde sus orgenes, Siglo del Hombre Eds., Bogot 2002, p. 123. 12/02/20 filosofa poltica 166 Un trabajo de Ssifo Sin duda la poltica es una actividad desesperante, sisfica, muchas veces puro desgaste: un sinvivir. Y sin embargo no nos libraremos de ella: hay poltica hasta en las bandas de chimpancs, como

bien nos ense Frans de Waal. En su libro La poltica de los chimpancs, precisamente. Y desde luego la hay y la habr en cada comunidad humana mal que le pese al seor Wankar. 12/02/20 filosofa poltica 167 Poltica socrtica... No te desconozcas a ti mismo --le dice Scrates a Crmides--, mi querido amigo, ni cometas el error que comete la mayora, pues muchos, lanzados a averiguar los asuntos de los otros, no se vuelven a examinarse a s mismos. No te dejes

arrastrar por la pereza, sino ms bien esfurzate en poner ms atencin a ti mismo. No te desentiendas ms de los asuntos pblicos, si es que pueden marchar mejor por obra tuya. Jenofonte, Recuerdos de Scrates (libro III), Gredos, Madrid 1993, p. 129. 12/02/20 filosofa poltica 168 ... y poltica aristotlica La mayora de los polticos no merecen esta denominacin, pues no son de verdad polticos: poltico es quien elige las buenas acciones por ellas mismas, mientras que la mayora elige esta vida por la riqueza y el propio provecho. Aristteles, tica eudemia, 1215 b. La vida poltica (poltico-social, diramos hoy), para Aristteles, se

endereza al logro de acciones nobles para el bien de la polis. El autntico poltico, nos dice el Estagirita, interviene en los asuntos pblicos porque aspira al mejoramiento de sus conciudadanos y de la vida pblica, y ama estas buenas acciones por ellas mismas, no por autointers. Hoy hablaramos de lo mismo en trminos de bien comn. 12/02/20 filosofa poltica 169 Bensad cerca de Max Weber Abrir los ojos, no doblegarse, no resignarse, no reconciliarse con los ganadores de siempre, no agrandar su botn, resistir pese a todo a lo irresistible, sta es la

condicin necesaria de toda sociedad democrtica por venir. Porque slo aquel que est convencido de que no se vendr abajo aunque el mundo, desde su punto de vista, sea demasiado estpido o demasiado mezquino para merecer lo que l pretende ofrecerle; slo aquel que sea capaz de decir A pesar de todo! tiene vocacin poltica. Daniel Bensad, La sonrisa del fantasma, Sequitur, Madrid 2012, p. 125. La cita de Weber proviene de El poltico y el cientfico. 12/02/20 filosofa poltica 170 El arte de no ser gobernado Qu hermoso el ttulo del libro de Ekkehart Krippendorf: Die Kunst, nicht regiert zu

werden. El arte de no ser gobernado: alguien sugiere una definicin mejor de democracia? (La expresin la toma Krippendorf de Michel Foucault, quien la daba como una definicin de la actitud crtica y la prctica crtica.) 12/02/20 filosofa poltica 171 La poltica revolucionaria... Puede que la poltica radical no sea una actividad tan desagradable, pero s que es una propuesta muy modesta. Bertolt Brecht seal en cierta ocasin que lo radical era el capitalismo y no el

comunismo, y su colega Walter Benjamin aadi acertadamente que la revolucin no es un tren sin frenos, sino la aplicacin del freno de emergencia: lo que est fuera de control es justamente el capitalismo y el socialismo intenta pararle los pies. 12/02/20 filosofa poltica 172 ...segn Terry Eagleton Como Marx reconoci, las races del capitalismo son revolucionarias, una suerte de exageracin del deseo fustico, mientras que el socialismo nos recuerda nuestra humilde condicin elemental de

seres laboriosos, sociales y limitados materialmente. El gusto de los posmodernos hacia la reinvencin perpetua es pues la actitud menos radical, por mucho que les parezca lo contrario. 12/02/20 filosofa poltica 173 Las cosas andan tan rematadamente mal que incluso una proposicin tan modesta como que todo el mundo en el planeta tenga agua y comida suficientes parece una provocacin. () Slo un extremista se opondra [a que el suministro de verdura fresca est garantizado], igual que slo un extremista puede suscribir un sistema capitalista global que, segn se cuenta, pag a Michael Jordan por

anunciar las zapatillas deportivas de Nike ms dinero del que emple en todo el complejo industrial del sureste asitico que las fabricaba. Terry Eagleton, El portero, Debate, Madrid 2004, p. 95-96 12/02/20 filosofa poltica 174 Ni pesimismo ni optimismo, sino realismo Los revolucionarios son por lo tanto personas moderadas y realistas, que reconocen que arreglar cosas como esas requeriran una transformacin integral. Quienes se plantean lo contrario no son ms que utpicos desocupados, aunque

su denominacin ms comn sea la de liberales y pragmticos. () Los revolucionarios no son ni optimistas ni pesimistas, sino realistas. De hecho, una de las razones por las que escasean tanto se debe a que el realismo es un creo extraordinariamente difcil de llevar a la prctica Terry Eagleton, El portero, Debate, Madrid 2004, p. 95-96 12/02/20 filosofa poltica 175 Qu puede la filosofa poltica? En el prrafo final de su Teora general (1936), John M. Keynes escriba: Las ideas de los economistas y de los

filsofos polticos, tanto cuando tienen razn como cuando no la tienen, son ms poderosas de lo que suelen creerse. De hecho, el mundo apenas se rige por otra cosa. 12/02/20 filosofa poltica 176 Los hombres prcticos, que se creen libres de toda influencia intelectual, suelen ser esclavos de algn economista difunto. Los dementes investidos de autoridad, que creen or voces en el aire, destilan su frenes de algn escritorzuelo acadmico de unos pocos aos atrs. Estoy seguro de que el poder de los intereses creados se exagera

grandemente en comparacin con el avance gradual de las ideas. () Pero, tarde o temprano, son las ideas y no los intereses creados lo peligroso, tanto para mal como para bien. 12/02/20 filosofa poltica 177 Una reflexin de Santiago Lpez Petit La nueva poltica [en Espaa, despus del agotamiento del 15-M] se engaa y nos engaa porque presupone la autonoma de lo poltico. Y no es as. El subsistema

poltico, con su cdigo gobierno/oposicin, no tiene autonoma respecto a una realidad que se ha hecho plenamente capitalista. 12/02/20 filosofa poltica 178 () Con la globalizacin la poltica de Estado es la gubernamentalidad neoliberal y dentro de esta no hay espacio para otra cosa. La frase de Margaret Thatcher No hay alternativa es asquerosamente cierta. Pero en este punto, asumiendo esta profunda derrota,

quizs podra comenzar algo Entrevista en ctxt, 30 de octubre de 2016; http://ctxt.es/es/20161026/Politica/9224/Entrevista-Santiago-Lopez-Petit-filosofiaCataluna-CUP-Podemos-odiar-la-vida.htm 12/02/20 filosofa poltica 179 Un poema para concluir Yo soy el jefe de esta aldea;/ t eres el jefe en otra aldea./ No sabemos cual de los dos es el ms sabio./ Para decidirlo debemos empezar una pelea de palabras./ Sin embargo esto no va bien con la bebida./ Por tanto, alegrmonos mejor con la bebida. Poema ainu (pueblo originario del norte de Japn), en Daniel Freidemberg (ed.), Poesa oral, Centro Editor de Amrica Latina, Buenos Aires 1981. p. 26.

Y a propsito de la bebida del vino, en nuestra cultura mediterrnea Parece que beber vino ejercita ms reas de materia gris del cerebro que ningn otro comportamiento humano. https://elpais.com/elpais/2017/09/13/buenavida/1505296796_168628.html

Recently Viewed Presentations

  • Task shifting: field experience and current thinking within MSF

    Task shifting: field experience and current thinking within MSF

    Task shifting & HRH Crisis: field experience and current thinking within MSF Mit Philips, Médecins Sans Frontières, Brussels. WHO satelite conference, Kigali June 2007
  • Windy Hills Caledon Renewable Energy Renewable Energy for

    Windy Hills Caledon Renewable Energy Renewable Energy for

    Reduce the amount of energy you purchase will reduce your monthly bill Helping reduce demand for conventional energy Uninterrupted power available with back-up batteries Cons of Interconnecting to the grid; When grid goes out - you are out too -...
  • Introduction to Component 1

    Introduction to Component 1

    As we watch the 2 videos, 1. start to summarise your notes into: Aim. Sample . Procedure. Results. Conclusions. 2. Identify words unique to the study which you can use to show context (e.g. minocular / binocular / perpendicular)
  • Present tense, -ar verbs

    Present tense, -ar verbs

    Verb usage. The Spanish present indicative tense has several equivalents in English. As in English, it can express present habitual actions: Estudiamos español en la universidad.
  • The Holocaust

    The Holocaust

    Ghetto residents frequently engaged in so-called illegal activities, such as smuggling food, medicine, weapons or intelligence across the ghetto walls. Some Jewish councils and some individual council members tolerated or encouraged the illicit trade because the goods were necessary to...
  • 1 MIKE MAZZALONGO The Foolishness of God  Athena

    1 MIKE MAZZALONGO The Foolishness of God Athena

    - I Corinthians 1:21 22 For indeed Jews ask for signs and Greeks search for wisdom; 23 but we preach Christ crucified, to Jews a stumbling block and to Gentiles foolishness, 24 but to those who are the called, both...
  • Advanced Paramedic Skills - Fleming College

    Advanced Paramedic Skills - Fleming College

    Advanced Paramedic Skills Fleming College Year 2- Paramedic Program Mary Osinga - A-EMCA , CCFP -BSc What are we covering? Standards and DMAs Advanced patient assessment Safety and professionalism ACR and Documentation of DMA's Cardiac Monitoring, 12-Lead and AED Medication...
  • 32 Genesis Foundation Book of the Bible Mike

    32 Genesis Foundation Book of the Bible Mike

    Then he said, "Oh may the Lord not be angry, and I shall speak only this once; suppose ten are found there?" And He said, "I will not destroy it on account of the ten." As soon as He had...